1 de julio de 2013

Preparando las vacaciones Leer e informarse en verano




El verano, las vacaciones…

¡Qué gozada...! un tiempo excitante para descubrir muchas cosas, olvidarse de los madrugones y de la cartera, de las clases… ¡un inmenso recreo!

Y también un tiempo excelente para leer y satisfacer la curiosidad. Relajados, sin prisas y sin apremios podéis proponer a vuestros hijos lecturas variadas que respondan a sus intereses.

Al hilo de las actividades del verano surgen muchas posibilidades de lectura, individual y compartida, que harán más entretenidas y ricas las vacaciones:

— Consultar en los libros el itinerario del viaje, recorrer con el dedo y con la vista los múltiples caminos de un mapa o de una guía de carreteras.
— Informarse juntos sobre la localidad o el país que vais a visitar, callejear con un plano, comentar los folletos turísticos, consultar las guías de actividades.
— Si metemos en la mochila una guía de árboles o de animales será más interesante nuestra estancia en el campo o el paseo por el bosque. También nos servirán para reconocer las variedades de plantas de los parques y jardines de nuestra ciudad.
— Es un buen momento para leer revistas, compartir la lectura del periódico y aprovechar para consultar la cartelera de cine.
— También podemos darnos un tiempo para zambullirnos juntos en los mares de internet, informarnos de qué exposiciones hay y visitarlas con el catálogo en mano.
— O para dejar que nuestros hijos hagan sus pinitos en la cocina a partir del libro de recetas fáciles y divertidas que sacaron en préstamo de la biblioteca.

Dad una vuelta por las bibliotecas y las librerías de vuestra ciudad o de la localidad en la que paséis el verano. Descubriréis el atractivo mundo de los libros informativos… para todos los gustos y de todos los colores…
Centro Internacional del Libro Infantil y Juvenil. FGSR